Lentillas desechables diarias.

Lentillas desechables diarias.

Lentillas desechables diarias:

Las primeras lentillas desechables más famosas que aparecieron fueron las cristal, que se podrían calficar como las más incómodas pero con la única ventaja de aportar resultados excelentes a nuestro aspecto físico. Comenzaron a popularizarse por estética y la tecnología fue evolucionando hasta llegar a las lentillas que tenemos hoy en día

Lentillas Desechables diarias actuales:

Después de pasar por las lentillas de cristal, pasamos a las lentes blandas, unas lentes que aportaban mucha más comodidad a nuestros ojos. Su duración era casi ilimitada, (en las ópticas te recomendaban usarlas hasta que se rompieran). Hoy en día nos parecería antihigiénico este tipo de lentillas. Antigüamente, apenas existían las múltiples soluciones y líquidos que hay actualmente para limpiar las lentillas. Para esa misma función, se vendía un aparato para hervir el agua que previamente se preparába con agua destilada añadiéndo una pastilla para crear una solución salina, con el que llenábamos el portalentillas para poderlas conservar. Esta solución poco higiénica con el tiempo, las lentillas van infectándose poco a poco, apareciendo bacterias que pueden provocar daños irreparables a nuestros ojos. Después de esta solución, pasaríamos a las lentillas desechables actuales que se mantenían perfectamente 1 año, 6 meses, 3 meses, con los líquidos que usamos para que siempre estén frescas.

Sus Ventajas:

Lo primero que notaremos con unas lentillas desechables, es su comodidad, sensación de alivio y reconfort, comparándolas con cualquier otra. Si observamos una de cerca, podemos comprobar que por muy bien que se limpien, siempre se va a notar ciertas marcas que no desaparecerán con facilidad. Sin embargo, con unas lentillas desechables diarias, estrenamos lentes de contacto cada día, junto con las ventajas ya mencionadas anteriormente. Otra de las ventajas, es que no hay necesidad de mantenerlas sino, que con el simple acto de tirarlas a la basura, te ahorras tiempo en limpiarlas con la solución salina. Además, hay casos en los que podemos perder las lentillas por torpeza, un golpe o un simpre estornudo. Por ello mismo, se pierde más la inversión que habías hecho en unas lentes de contacto de 6 meses mucho más caras mientras, que con este tipo de lentillas no es lo mismo.

¿Qué más debemos saber?

Cuando hablamos de comodidad, podemos añadir las últimas creaciones de lentillas con base de hidrogel de silicona que dejan respirar a nuestros ojos de una forma diferente. La persona que se acostumbre a usar lentillas desechables diarias o cualquier otro tipo de lente de contacto blanda y las de hidrogel de silicona, notará que al terminar la jornada, que sus ojos no están cansados y no siente la necesidad de quitárselas de inmediato. Incluso, no es recomendable retirárlas para dormir ya que, ha habido casos que se han despertado al día siguiente sin saber que las llevaban puestas. En resumen, si usamos las lentes de contacto cada cierto tiempo, sin preocuparnos de su mantenimiento y disfrutar más de ellas, su mejor elección es sin duda nuestras lentillas desechables diarias

Deja una respuesta