Cuidado de Lentillas de Colores y Conservación.

Cuidado de Lentillas de Colores y Conservación.

Cuidado y conservación de las Lentillas de Colores:

Independientemente del color que usemos, el método de limpieza y cuidado para este tipo de lentillas siempre es el mismo, un líquido salino adecuado para su conservación y su recipiente para guardarlas por la noche.

Siempre debemos evitar usar agua corriente del grifo para su limpieza, ya que puede contener cualquier tipo de bacteria y nunca se va a terminar de limpiarse bien.

Solución líquida:

Es el mejor método de limpieza para las lentes de contacto de colores evitando así, el frotamiento con la palma de la mano. También existen otros líquidos en el mercado que no son nada recomendables, ya que requieren dicho frotamiento para limpiarlas y ésto puede provocar daños en el color.

Otra buena idea, es usar soluciones líquidas con el sello "para ojos sensibles" aunque nuestro ojo no lo sea, ya que éstas son menos agresivas y harán que nos dure mucho más el color en las lentillas. Si usamos diariamente las lentillas de colores, es recomendable comprar el bote grande y si apenas las usamos, sería conveniente utilizar el bote pequeño. Esto es importante saberlo, ya que una vez abierto desaparecen sus propiedades desinfectantes a los 6 meses.

Soluciones multiuso:

Éstas son de las mejores soluciones que hay, ya que pueden desinfectar las lentillas de colores y eliminar las acumulaciones de proteínas. Para mantener limpias y frescas las lentillas al día siguiente, es recomendabe guardarlas en un estuche junto con esta solución.

Si las lentillas son desechables (1 o 3 meses) con esto será suficiente. Pero si optamos por aquellas que se prolongarán más de un año, es bueno de vez en cuando usar pastillas desinfectantes una vez cada dos meses.

Éstas, limpian enzimas y proteínas que la solución normal no ha podido eliminar, dando un brillo especial en el color de nuestras lentillas. Recordando que estas proteínas que se forman en el ojo, son origen de cataratas.

Pasos para limpiar las lentillas:

      1. Lavarse bien las manos con jabón y manipular luego las lentillas con las manos secas.

      2. Una vez sacada la lentilla, la echamos el líquido por ambas caras y esperamos unos segundos.

      3. Llenamos 3/4 partes del recipiente, donde la vamos a guardar con solución nueva. No es buena idea dejar el mismo líquido un día tras otro, porque el reciclaje no funciona bien en estas lentillas.

      4. Para usarlas al día siguiente, repetimos el paso dos con nuevo líquido y nos la volvemos a poner.

Como puede comprobar, es bastante simple los pasos a seguir para limpiar las lentillas. Para que el resultado sea eficaz y podamos disfrutar de unas lentillas de colores con un brillo diferente, especial y espectacular, es importante hacer todos los pasos y bien.

Deja una respuesta