Lentillas de colores

Lentillas de colores

Lentillas de colores:

A principios de la era moderna, las personas siempre han buscado mejorar su aspecto físico. Dietas para estar más delgada, ropa para ser la más estilizada, gimnasios para tener una figura marcada, ejercicios y deporte para tener una vida sana, además de los más ricos que pasan por el quirófano una y otra vez para mejorar su figurar y ego... Hay otra forma mucho más sencilla y es la novedad que presentamos en nuestra página web, las lentillas de colores.

Lentillas de colores ó Lentes de contacto de color

Hasta hace bien poco y sólo unos años hacia acá, comenzaron a distribuirse las lentillas de colores ó lentes de contacto. Éstas, han ido evolucionando a través del tiempo y si en un principio, esas lentillas eran incómodas, dejaban transpirar poco a el ojo y daban un aspecto artificial al color de los ojos, actualmente han evolucionado hasta darnos una vía de comodidad relacionada comodidad y belleza.

Clases de lentillas

Existen varios tipos de lentillas de colores, están las más simples que no varían el color de los ojos, pero dan más brillo y luminosidad a los ojos, no son exactamente lentes de color sino lentillas para mejorar el aspecto de nuestros ojos, haciendo especial incidencia en el iris de éstos. También tenemos las lentillas más opacas,que dan un color más real y diferente a nuestros ojos. Incluso teniendo unos ojos oscuros, la opacidad de este tipo de lentillas, cubrirá completamente nuestro iris, consiguiendo unos colores naturales y reales a nuestro gusto

Lentillas de fantasía:

No olvidemos las últimas tendencias, como son las lentillas de fantasía, aquellas que no solo varían el color de nuestros ojos, si no que dibujan una figura o símbolo a nuestro estilo y gusto en nuestra mirada. Por ejemplo, a Lady Gaga hemos visto estas lentillas y lucir unos ojos de gato o algunos más "especiales" como ojos de reptil, miradas con estrellas o incluso asemejándose a la mirada del mismísimo demonio.

La última moda son las "lentillas manga", las que nos hacen agrandar los ojos dando un aspecto siniestro a nuestros ojos tal y como si fuesemos un dibujo salido de un comic japonés. Existe una gran variedad en estas lentillas de fantasía.

Por último tenemos las lentillas de filtro o tintadas, las que nos ayudarán a mejorar nuestra visión según nuestra necesidad. Éstas, no tienen especialmente una función de estética, sino que están diseñadas exclusivamente para mejorar nuestra visión, en breve dedicaremos un artículo exclusivo a estas novedosas lentillas.

¿Qué tipo de lentilla de color eligiría?

Evidentemente, en lo primero que debemos pensar es en si necesitamos graduación o no, si queremos llevar gafas y debajo unas lentillas sin graduación o usar las lentillas como único sustento para corregir nuestra miopía. Hay extremos como personas que usan a la vez, gafas sin graduación y lentes de contacto de color sin graduación exclusivamente por un motivo de estética y es que, en la variedad está el gusto.

Para estas clases de lentillas, lo más común es que estén fabricadas con una base de agua, sin embargo desde este año, comenzaron las producciones en masa de lentillas de hidrogel de silicona, estas lentillas tienen la virtud de dejar respirar a el ojo en un porcentaje mucho más elevado que el resto.

¡Creánme! Yo las he probado e incluso he dormido con ellas habiéndome levantado sin ningún picor de ojos y sin apenas notar que las llevaba puestas. Cada ojo es un mundo, y no hay nada mejor como acercarse a la óptica de su barrio y ver si somos compatibles con este tipo de producto. Si anteriormente, hemos usado lentillas normales para corregir nuestra miopía o astigmatísmo, no habrá ningún tipo de problema.

El Color de las lentillas

Para la elección del color de las lentillas que vayamos a comprar, es importante antes tener la opción de probrarlas, ya que hay bastante diferencia entre el color que pensamos que nos sienta bien con el color que realmente nos queda mejor. Al ser un cambio tan brusco, es conveniente elegir con precaución y siempre buscando con referencia a nuestra estética, de forma objetiva.

¿Cómo usar las lentes de contacto?

Su mantenimiento es el mismo que con unas lentillas convencionales. Antes, se usaba agua destilada y un aparato, que hervía las lentillas como uso higiénico, para proteger de cualquier bacteria.

Hoy en día, se vende esa misma agua destilada pero con otros componentes añadidos que eliminan las posibles bacterias que haya y otros tipos de agentes problemáticos para la visión.

Y es que, nuestros ojos son el órgano más delicado que necesita un extremo cuidado. Así que es muy importante la higiene y el lavado intenso de las manos antes y después de manipulación las lentillas

La vida útil de una lentilla, suele rondar entre un mes y tres meses, pudiéndose alargar ésta si no hemos abusado de ella ni la hemos usado de forma incorrecta.

Deja una respuesta